Revisiones trimestrales de sistemas de protección contra incendios.

El Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, entró en vigor el 12 de diciembre de 2017, derogó el anterior RD 1942/1993, de 5 de noviembre, y viene a actualizar la normativa en cuanto a fabricación, instalación y mantenimiento de materiales de protección contra incendios (PCI), afectando también a los requisitos de las empresas fabricantes, instaladoras y mantenedoras de dichos materiales.

En el ámbito de las comunidades de propietarios y para cumplir con el nuevo reglamento, habrá que verificar si las empresas instaladoras y/o mantenedoras contratadas disponen de la obligatoria habilitación y si están inscritas en el registro de la comunidad autónoma correspondiente; en la Región de Murcia, se puede consultar dicho registro en la web de la actual Consejería de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía.

En el caso de nuevas instalaciones, siempre es conveniente exigir a la empresa instaladora los certificados de conformidad de fabricación de los nuevos materiales así como comprobar el marcado CE de los mismos y su preceptivo etiquetado, según figura en el Anexo I del reglamento.

En cuanto a las obligaciones de mantenimiento, en las tablas I, II y III del Anexo II del real decreto, se establecen las operaciones a realizar por personal especializado o por personal del usuario o titular de la instalación, de la siguiente forma:

  • Tabla I: operaciones con carácter trimestral y semestral, que pueden ser realizadas por personal especializado o por personal del usuario o del titular de la instalación.
  • Tabla II: operaciones con carácter anual y quinquenal, que han de ser realizadas por personal especializado.
  • Tabla III: mantenimiento de señalización luminiscente, a realizar anualmente por personal especializado o por personal del usuario o del titular de la instalación.

Como se observa, el reglamento permite que sea cualquier persona no especializada y designada por la comunidad (el presidente, algún vecino o un tercero), quien realice las revisiones trimestrales y semestrales a: sistemas de detección y alarma de incendios, extintores, hidrantes, sistemas fijos de extinción (rociadores, agua pulverizada, etc.), sistemas de abastecimiento de agua contra incendios, y sistemas para el control de humos y calor, así como las anuales a las señales luminiscentes, debiendo elaborar tras cada revisión un acta, según lo dispuesto en el apartado 5 del Anexo II del reglamento, en la que se reflejarán los datos identificativos de la instalación y de cada elemento de la misma, y, principalmente, si existe alguna incidencia y las medidas adoptadas para su resolución.

Ciertamente, existe cierto grado de asunción de responsabilidad por parte de la persona que realice las revisiones indicadas, por lo que hay que sopesar la conveniencia de que todas ellas las realice una empresa mantenedora habilitada, que dispone de personal cualificado y a la que se derivaría cualquier reclamación por fallo en los sistemas PCI en caso de incendio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.