Nuevas tarifas de la luz

 

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo está elaborando un Real Decreto que implantará un nuevo sistema de cálculo del precio de la luz a los usuarios acogidos a las tarifas reguladas (TUR) y con potencias inferiores a 10 Kw, el cual cambiará cada hora de cada día en función de varios parámetros (precio del  Kw/h según mercado mayorista + peajes + margen para las comercializadoras fijado por el Gobierno).

 Dado que el mercado mayorista funciona de forma parecida a la Bolsa, los precios varían continuamente, por lo que para facturar  la nueva modalidad de tarifa eléctrica se tendrá en cuenta el precio de la electricidad de cada hora del día.

 Es decir, a partir del 1 de junio, fecha prevista para la entrada en vigor del nuevo sistema, si cada factura de electricidad abarca un periodo de consumo de 60 días, a esa factura se le aplicarán 1.440 precios distintos (60 días x 24 horas), con la consiguiente pérdida de control sobre el gasto eléctrico que ello implica porque será muy difícil saber de antemano cuál es el precio del Kw/H en cada momento, por lo que se corre el riesgo de que el usuario necesite conectar el calefactor, el lavavajillas o cualquiera de los electrodomésticos con alto consumo energético en la hora del día que más cara está la luz y que luego le llegue una factura desmesurada.

 Esta forma de cálculo (un precio distinto cada hora del día ) sólo se les podrá aplicar a los usuarios que dispongan de contador inteligente con telegestión; a los que no  lo tengan, se les aplicará un precio medio, que tampoco podrá ser conocido  de antemano.

Según Facua, este método de cálculo vulnera tanto la normativa vigente en materia de protección del consumidor, que establece que el mismo debe conocer el precio del producto o servicio antes de su contratación (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre), como la propia Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico promulgada por el gobierno hace menos de tres meses y en cuyo artículo 44, apartado 1.i , dispone que los consumidores tienen el derecho a “Ser suministrados a unos precios fácil y claramente comparables, transparentes y no discriminatorios.”

Existirá una opción a esta forma de cálculo que será una especie de tarifa plana anual por el que el consumidor sí podrá conocer anticipadamente el precio que va a pagar, aunque tiene el inconveniente de que será una modalidad  más cara y susceptible de cambios.

 A los usuarios con contrato en mercado libre, es decir, los que no se acogen a la tarifa regulada, y a los beneficiarios del Bono Social no se les aplicará esta nueva normativa.

 En resumen, a partir del 1 de junio (si acaba implantándose la nueva norma y se cumple la fecha prevista de entrada en vigor, que inicialmente era el 1 de abril), habrá tres formas de cálculo del consumo eléctrico para los consumidores con potencias menores de 10 Kw que no estén en mercado libre ni acogidos al Bono Social:

  1. Si se dispone de contador inteligente, el precio de la electricidad variará cada hora del día.
  2. Si no se dispone de contador inteligente, se facturará según un precio medio que se calculará según establezca el Gobierno.
  3. Oferta fija anual, que será más cara y que podrá variar si el Gobierno lo ve necesario.

Tanto las organizaciones de consumidores como la patronal eléctrica han mostrado su desacuerdo con la nueva medida porque consideran que convertirá en menos entendible la ya confusa factura de la luz y que se perderá el control sobre el gasto eléctrico, y las eléctricas, además, por los inconvenientes técnicos que implican las nuevas modalidades de facturación.

 Por su parte, el ministro de industria José Manuel Soria insiste en que  el nuevo sistema permitirá disponer de precios más competitivos y un suministro seguro y sostenible” y que “será más competitivo para la industria y menos oneroso para las familias”, a la vez que afirma que “El Gobierno defiende el interés general y no el de las empresas”.  

 Queda por ver si las nuevas tarifas significarán un descenso del gasto eléctrico para las familias, lo cual compensaría los inconvenientes de asumir un nuevo, y complicado, cambio, o al final se tratará simplemente de otra novedosa fórmula para atacar el bolsillo de los ciudadanos.

 

Más información:

https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=8264

https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=8259

http://www.ocu.org/vivienda-y-energia/gas-luz/noticias/gobierno-cambio-tarifas-electricas

http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/nuezene14/energia/noticias/5544355/02/14/El-nuevo-precio-de-la-luz-elimina-las-tarifas-oficiales-e-ira-ligado-a-un-mercado-volatil-.html

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/5554499/02/14/Lio-con-el-recibo-de-luz-Las-tres-opciones-de-pago-que-contempla-el-nuevo-sistema.html

http://elpais.com/tag/tarifas_electricas/a/

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.